martes, 24 de enero de 2012

¿Quién fue el padre Mugica?




¿Quién fue el padre Mugica?
© 2001 Lidia Ana Arabian 
Todos los derechos reservados 

Editado en Buenos Aires, Argentina, Marzo de 2001 

Introducción
"Nada ni nadie me impedirá 
servir a Jesucristo 
y a su Iglesia, 
luchando junto a los pobres 
por su liberación. 
Si el señor me concede 
el privilegio que no merezco, 
de perder la vida 
en esta empresa, 
estoy a su disposición." 
Mujica, 1971. 

A más de veinticinco años de su muerte, la figura del padre Carlos Mugica, continúa generando opiniones encontradas y polémicas, ya que, mientras para algunos fue un santo sin altar, otros lo tildan de subversivo y lo asocian a la ola de violencia desatada en Argentina (como también en toda Sudamérica) como partícipe de esa realidad. Posiblemente, juicios tan divergentes sobre la figura del sacerdote, hayan sido generados por el mismo padre Carlos Mugica, un hombre que no conoció términos medios, dueño de un temperamento impulsivo y una urgencia por cumplir, sin demoras ni retaceos, las enseñanzas evangélicas, actitudes ambas que, posiblemente, lo condujeron a mostrarse, siempre, de cara a lo hechos aún a riesgo de equivocarse, sin conformarse con la simpleza de "hacer lo correcto" ni pretender conformar a sus semejantes.
Decidido partidario del "aggiornamiento" de la Iglesia, creía visualizar como única misión social la salvación y evangelización del hombre a través de la enseñanza de Cristo, pero dirigida no sólo a su alma sino también a su realidad concreta y cotidiana. Muy probablemente, Mugica adhiere al Movimiento Peronista y a la figura de su máximo líder, el General Perón, por quien parecía mostrar una especial admiración, por considerar ésa, una instancia histórica a la que tenía que acceder todo hombre de bien para mirar las cosas desde el lado de los pobres y así mostrar el amor a sus hermanos, enarbolando la bandera de la justicia social. 


Reseña de su vida. 

Carlos Francisco Sergio Mugica Echagüe nació el 7 de octubre de 1930, en la ciudad de Buenos Aires, siendo el tercer hijo de una numerosa familia compuesta por el matrimonio de Carmen Echaüe-hija de terratenientes adinerados de Buenos Aires y Adolfo Mugica-fundador del Partido Conservador por el cual fue diputado durante el período 1938-42 y, posteriormente, Ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno del Presidente Arturo Frondizi, en 1961. Conformaban la familia, seis hermanos más. 

Es habitual leer, en sus escritos, afirmaciones de Mugica sobre el hecho de que durante su niñez y adolescencia, desconocía totalmente el mundo de los pobres. Además, curiosamente, fue el único de los siete hermanos que no estudió en un colegio religioso. Cursó el ciclo primario en la escuela Cinco Esquinas(Libertad y Quintana), el secundario en Colegio Nacional Buenos Aires, donde por problemas de conducta debió rendir tercer y cuarto año en el Instituto Libre de Segunda Enseñanza, según comentarios, en ese momento comenzó a tomar conciencia de su capacidad intelectual, finalizando en el Colegio Nacional Buenos Aires sus últimos años de carrera ya con "excelentes calificaciones y maduro proceder". En este momento de su vida ya se manifestaba con gran aptitud deportiva, destacándose en fútbol-del que era un apasionado, tenis, natación y boxeo. El cine también constituía otra de sus grandes pasiones, mostrando especial preferencia por Buñuel y Passolini. Ya en 1949 comienza en la Universidad de Buenos Aires sus estudios de Derecho(durante dos años)y, allí, entabla gran amistad con Roberto Guevara Lynch, uno de los cinco hermanos el " Che" Guevara, con quien inició una amistad que se prolongaría con el tiempo y cuyo basamento más firme sería la admiración de ambos por el mítico guerrillero (años más tarde cuando éste fue abatido en la selva boliviana, ambos viajarían simultáneamente,aunque cada uno por su cuenta al país limítrofe para pedir a las autoridades la entrega de los restos mortales del "Che"). Aproximándose el Año Santo, decide viajar con varios sacerdotes y con su íntimo amigo, Alejandro Mayol, a Europa donde comienza a madurar su idea de ingresar en el seminario, algo que concretará ya para 1952. 

En el Seminario de Villa Devoto no se manifestó como un rebelde sino como gran afecto a la oración mostrando una profunda religiosidad. A este respecto, el Padre Eduardo de la Serna, alguien que lo conoció muy bien y aún hoy continúa resaltanto su especial admiración hacia Carlos Mugica, destacó que en "su religiosidad individualista" fiel al slogan "Salva tu alma", algo característico de Carlos fue que |siempre tuvo tendencia hacia la escrupulosidad, acotando la importancia de destacar, en su historia personal, que a fines de 1954 comenzó a colaborar pastoralmente con el padre Iriarte en las misiones a conventillos y casas de la parroquia Santa Rosa de Lima, de la que éste era párroco. Opina que su acercamiento e intención de llegar a esta gente lo marcaría –meses más tarde-de modo definitivo, "... el reconoció haber participado del júbilo orgiástico de la oligarquía por la caída de Perón." 

El Padre de la Serna comenta que Carlos le contó que una noche yendo al conventillo como de costumbre, tenía que atravesar un callejón medio a oscuras y de pronto bajo la luz muy tenue de una única lamparita..."vi escrito con tiza y en letras muy grandes:" Sin Perón no hay Patria ni Dios. Abajo los cuervos". La gente humilde estaba de duelo, y si la gente humilde estaba de duelo, entonces yo estaba en la vereda de enfrente". Sobre este acontecimiento, su hermana menor, Marta, comentó en ocasión de recibirme en su casa, hace un par de meses y café de por medio,"... Carlos se preguntó quién era él frente a ese cartel, y entonces dijo ¿de qué lado estoy yo? y allí se empezó a plantear la tarea del seminarista, recordó haber encontrado a la gente muy acongojada, prácticamente aplastada por la tristeza y se sintió responsable de la situación, él consideraba que siendo miembro de la iglesia a la que se le atribuía la caída de Perón debía asumir su parte. Cuando salió a la calle, cuenta que aspiró en el barrio el dolor y la tristeza..". " La gente humilde estaba de duelo...y si la gente humilde estaba de duelo, entonces yo estaba descolocado, yo estaba en la vereda de enfrente...Cuando volvía a casa, a mi mundo que en esos momentos estaba paladeando la victoria, sentía que algo de ese mundo ya se había derrumbado. Pero me gustó." 

La primera obra que escribe este "cura rubio" es en noviembre de 1957, se trata del católico frente a los partidos políticos y la produce para la revista del Seminario. Su compromiso con los pobres se va acentuando y comienza a integrar grupos misioneros en diferentes puntos del interior del país. Tras ocho años de estudios, es ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1959. Acompañando a su antiguo párroco, ya obispo de Reconquista, al Chaco, descubre y vivencia el subdesarrollo y la pobreza en su máxima expresión,(Para el padre De la Serna este hecho constituyó un shock para su vida". Ya de regreso en Buenos Aires, entre los años 1960 a 1963, estuvo cumpliendo funciones al servicio del Cardenal Antonio Caggiano, quien-a su vez-lo destinó como vicario cooperador a la parroquia Nuestra Señora del Socorro, en Barrio Norte, además de asesor de la Juventud de Acción Católica, en su ex colegio Nacional Buenos Aires y entre los universitarios de Medicina y Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires(oportunidad en la que participó de las jornadas de "Diálogo entre Católicos y Marxistas"-18/10/65, en la sede de Filosofía y Letras). 

En la misma época fue solicitado por la escuela "Paulina de Mallinkrodt", en la villa miseria del barrio de Retiro, para cumplir funciones de Capellán y, coincidentemente, comenzó a desempeñarse como profesor de Teología en la Universidad del Salvador, en las Facultades de Psicopedagogía y de Derecho. Por ese entonces, asimismo, se le solicitó la predicación de una homilía semanal en Radio Municipal. Hombre totalmente comprometido con su vocación y la realidad del país, sus declaraciones jamás pasaron inadvertidas, ni siquiera en los principios de su actuación sacerdotal. " Citando una declaración del episcopado argentino, Mugica señala que...el voto consciente presupone conocer...los principios doctrinarios de los programas y dirigentes políticos, sus definiciones sobre la familia, sobre los derechos paternos de la educación de los hijos, sobre la libertad de enseñanza, sobre la libertad de asociación y sindicación, sobre el respeto a los derechos y libertades de la iglesia". 

Permanentemente crítico, tiempo después, comenzó a tener problemas entre la feligresía que consideraba se metía demasiado en política, lo que motivó que muchas personas pidieran su traslado , pedido al que Mugica accedió solicitándoselo personalmente al Cardenal Caggiano:"Creo que la misión del sacertode es evangelizar a los pobres ...e interpelar a los ricos. Y bueno, llega un momento en que los ricos no quieren que se les predique más, como sucedió...en el Socorro cuando me echaron (porque)las señoras gordas le fueron a decir al párroco que yo hacía política en la misa". Más tarde el padre Carlos pasó a desempeñarse como vicario en la parroquia Inmaculada Concepción de María, en la calle Independencia. 

Todo su entorno deseaba, para el padre Carlos, una vida acorde al nivel de la clase social a la cual pertenecía, transitando una carrera eclesiástica en constante ascenso, acompañada de las dignidades y cargos importantes correspondientes, en ese momento la amistad de su padre Adolfo con el entonces arzobispo de Buenos Aires, cardenal Antonio Caggiano, sería el primer paso en ese rumbo. Así fue que para comienzos de 1960, el Cardenal le propone a un Carlos Mugica recién consagrado, desempeñarse como uno de sus secretarios en la curia. Sin duda esta designación favorecería mutuas conveniencias pues el doctor Mugica se beneficiaba brindando a su hijo la posibilidad de una carrera eclesiástica y, el jefe máximo del arzobispado porteño se aseguraba contar con la venia del poder político teniendo a su lado a un familiar directo de un personaje público muy influyente para la época. Nuevamente este cura inquieto sorprendió a propios y ajenos comunicándole al cardenal su deseo de pasar un año junto al recién designado obispo de Reconquista, monseñor Iriarte, con quien cumplió tareas de evangelización en los conventillos de la ciudad, asegurando que, luego de cumplir con esa etapa de misiones rurales en el Chaco Santafecino no iba a tener inconvenientes en tomar el cargo que se le ofrecía. Para Carlos Mugica, su trabajo pastoral en esa región miserable iba a convertirse en la segunda experiencia determinante de su vida. 

Nuevamente en Buenos Aires, su presencia y participación en la Juventud de Estudiantes Católicos(JEC) resultó muy atractiva para esos jóvenes que participaban y que lo tomaron como referente. Fue en esa instancia que conoció a Gustavo Ramus, Abal Medina y Mario Firmenich, futuros fundadores de la organización armada peronista "Montoneros". Con ellos participó en una misión rural en Santa Fe, a mediados de la década del sesenta. Hubo, en aquella experiencia dos frases que marcaron a fondo al padre Carlos, según comentarios de colegas como los sacerdotes, De la Serna, Faraone y Farinello. Estas eran repetidas con frecuencia por el "cura rubio" respecto de una viejita que le hablaba a una misionera ..."A mí, qué me vienen a hablar de dios si me estoy muriendo de hambre", y un hachero que comentó"...yo soy la alpargata del patrón" . Según afirmaciones de los futuros guerrilleros"...Allí Mugica tomó partido por la lucha armada, aunque eso parece contradecir frases anteriores del p.Carlos y la distancia que empezó a existir entre uno y otros a partir de esta experiencia misionera. "Señor, quiero vivir desde ahora en adelante como un hombre libre. Quiero recordar, de una vez y para siempre, que mi futuro está en tus manos y que tú eres mi Padre. Y cuando me asalte el temor, el desaliento y la desconfianza, recuérdame Dios mío que estás junto a mí, y que los hijos de mi vida están en tus manos, manos de padre, manos de amigo, que nunca me dejarán en la estacada." 

En la Facultad de Derecho, fue muy notable su enfrentamiento con el entonces titular de la cátedra de Derecho Agrario, José Alfredo Martínez de Hoz, años más tarde Ministro de Economía de la nefasta dictadura militar argentina, encabezada por el entonces General Videla(Marzo de 1976). Además, su evidente y públicamente encendida defensa del peronismo, y la frecuencia con que citaba en sus discursos a personajes como el Che Guevara, Camilo Torres , Mao y otros, le produjo a Mugica frecuentes y serios choques con el entonces Arzobispo, Juan Carlos Aramburu. 

En el año 1967 viajó, en nombre de monseñor Podestá (perteneciente a la diósesis de Avellaneda) para interesarse por la suerte de los prisioneros el ELN (Ejército de Liberación Nacional) detenidos tras la muerte del "Che"(entre ellos se encontraba Regis Debray) y para reclamar el cuerpo del mítico guerrillero, viajando luego a Europa, había decidido interrumpir toda actividad por un año dirigiéndose a París para estudiar, en el Instituto Católico, Epistemología y Semiología, Doctrina social de la iglesia, y Comunicación social y Teología pastoral con los dominicos Chenu y Blanquart. Instalado en París, en el pensionado religioso de la Rue Madame, estrechó sus relaciones amistosas con otros sacerdotes argentinos como Concatti y Brascelis y fue directo espectador de los sucesos del "Mayo francés" de 1968. Posteriormente, gracias a los oficios de su padre, viajó a España, allí visitó al General Perón. En ese interín, al haber estado en el estadio de Glasgow(Escocia) presenciando el partido por la copa Intercontinental entre su Racing tan querido y el Celtic de esa ciudad, conoció a J.W. Cooke, delegado personal de Perón, con quien viajó, en secreto, a Cuba, viviendo una experiencia de diez días y con pasaporte falso.

Fue en París, donde Carlos Mugica tomó conocimiento por carta, de la existencia (es el Nacimiento del MSTM) del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y automáticamente envió su adhesión incondicional. También inició su colaboración en el Equipo Intervillas, fundado el 2 de agosto de 1968, mérito y dedicación del p Jorge Goñi, también "cura villero". 

Cuando Mugica regresa a la Argentina, a un mes de clausurado el encuentro episcopal de Medellín, se entera de su reemplazo en la capellanía de las religiosas de Mallinckrodt por el padre Julio Triviño, un típico representante de la mentalidad preconciliar, de hecho pastoral y teológicamente en las antípodas del padre Carlos-, Triviño era además capellán castrense. Simultaneamente, la parroquia San Martín de Tours, a cargo de sacerdotes asuncionistas decide abrir una capilla en la villa de Retiro(que era de su jurisdicción parroquial)y le ofrece al p.Carlos su desempeño, sin dudar, el Cardenal Caggiano lo confirma y comienza allí la obra con los villeros. Sin demoras, y con la enorme ayuda económica de su hermano Alejandro, se levantó un salón multiuso, de ese modo, en el barrio Comunicaciones(una de las varias villas) se levantó la capilla "Cristo Obrero" en la cual el p.Mujica ejerció la máxima actividad pastoral entre sus "hermanos villeros". Es importante destacar que, paralelamente, cumplía con tareas pastorales como vicario en la parroquia San Francisco Solano en el barrio de Mataderos, colaborando con su amigo el p.Jorge Vernazza. También retomó las cátedras de Teología en la Universidad de El Salvador, en las facultades de Ciencias Económicas, Derecho y Ciencias Políticas. Una muestra de hiperactividad que aún aumentó comprometiéndose también en la celebración de actividades en el Instituto de Cultura Religiosa Superior y en la parroquia Santa Elena. 

Su activa participación en el MSTM agudizó los enfrentamientos con el arzobispo Juan Carlos Aramburu, quien decidió prohibir a todos los religiosos de la Arquidiócesis, manifestarse públicamente en cuestiones políticas(una prohibición que no parecía concernirle a Mugica) y que fue motivo de enorme reacción en varios grupos sacerdotales, aunque, en realidad, el MSTM Capital, fue obediente a la determinación de su superior. No obstante, la presencia del p.Carlos en los medios de comunicación era cada vez más frecuente y su figura iba cobrando mayor notoriedad. Incluso fue notable la cantidad de personajes del ambiente televisivo y artístico que empezaron a frecuentar la villa. 

La ola de violencia que afectaba al país con el gobierno de facto del General Onganía, lo llevó a reflexionar sobre la violencia institucionalizada y la violencia revolucionaria. En esos tiempos era encarcelado(injustamente a la luz de las evidencias) el p.Alberto Carbone, ex compañero de Mugica en la JEC, por el asesinato del general Aramburu(es importante aclarar que el único parentesco con el cardenal Juan Carlos Aramburu era sólo ideológico). La postura de encendida defensa hacia el p.Carbone y su cercanía a miembros de la Organización Montoneros, tiempo atrás, además de una actitud, podría decirse, hasta ese momento, poco clara, sobre la violencia, lo llevaron también a la cárcel a Mugica. Periódicos como "La Razón" y "Nueva Provincia", manifiestamiente adversos al MSTM y abiertamente adherentes al Proceso de Reorganización Nacional que gobernaba en Argentina, cuestionaron a Carlos Mugica por su "justificación de la violencia que se ha desatado en el país." Es importante aclarar que todas sus homilías eran grabadas por los Servicios de Inteligencia. Todo esto generó que el arzobispo Aramburu, quien acrecentó su distancia con el P. Mugica, en varias oportunidades le ofreciera la "laicización", algo que Carlos "el cura rubio" siempre rechazó de forma terminante. No obstante, según me comentara monseñor Musto, en oportunidad de entrevistarlo con motivo del presente trabajo de investigación, esta insistente proposición de monseñor Aramburu, se transformó en una de sus mayores angustias en los últimos tiempos:"...espero, en Dios, no verme forzado jamás a abandonar el sacerdocio aunque deba resistir infinitas presiones". 

Poco tiempo después, ofició junto a los sacerdotes Benítez(ex-confesor de Eva Perón), Adur y Ricciardelli, el funeral por Abal Medina y Ramus, miembros de "Montoneros", asesinados en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, en la homilía pronunciada por Benítez y Mugica(transcripción de "La Razón", cargada de inexactitudes según el Padre De la Serna) ambos fueron detenidos, el 14 de setiembre, y por espacio de una semana. Además, el arzobispo Juan C. Aramburu, suspendió al p.Carlos en sus licencias ministeriales por treinta días, noticia que a Mugica le llegó estando en prisión y a través de los diarios. 

El padre Mugica, teniendo su lugar de trabajo en la Villa "Comunicaciones", solía dormir, algunos días en la misma villa, otros en un cuarto que se había hecho construir en la terraza del edificio donde residían sus padres, en la calle Gelly y Obes, contiguo a la vivienda del portero. La serie de inconvenientes y enfrentamientos con su arzobispo, por un lado lo motivaron a redoblar sus trabajos en favor de los villeros, pero también lo hicieron reducir sus apariciones en los medios de comunicación. Paralelamente, decidió reforzar su vida interior yendo con frecuencia al monasterio benedictino de Los Toldos(Prov.de Buenos Aires)lo que le posibilitó forjar estrecha amistad con el p. Mamerto Menapacce. De todas maneras, y, habiendo mermado las apariciones mediáticas, su capilla Cristo Obrero, en la Villa "31" era muy visitada por personajes conocidos(futbolistas, políticos, artistas,etc) lo que resultó muy provechoso para la obra del "cura villero" para la realización de eventos gratuitos en la villa. También acudiría allí el general Perón, el 6 de diciembre de 1972, a su regreso luego de dieciocho años de exilio de la Argentina, y el presidente Dr.Hector Cámpora, recién elegido primer mandatario(FREJULI), el 9 de mayo de 1973. Este frente le había ofrecido un lugar como candidato a diputado, cosa que el sacerdote agradeció pero rechazó. 

El día viernes 2 de julio de 1971, una bomba estalló en la casa de Gelly y Obes 2230, si bien, afortunadamente, sólo afectó edificios y automóviles, no hubo heridos, pero fue en ese momento que , en un reportaje a los medios de comunicación el p.Carlos pronunció:"Nada ni nadie me impedirá servir a Jesucristo y a su Iglesia, luchando junto a los pobres por su liberación. Si el Señor me concede el privilegio, que no merezco, de perder la vida en esta empresa, estoy a su disposición". Las amenazas continuaron, permanentemente, llegando, en una oportunidad a irrumpir, dos hombres, en el último piso del edifico, donde se encontraba el cuarto de Mugica, según comentó su hermana Marta, pero nada pudieron concretar pues el sacerdote se hallaba en un encuentro del MSTM en la provincia de Córdoba. 

La crisis se hacía sentir en el gobierno de facto y en medio de los acontecimientos de la época, nuevamente, el p.Carbone era detenido por una supuesta( a decir de Monseñor Musto en oportunidad de entrevistarlo) "absolutamente falsa"particiapción suya en un intento de copamiento armado en una unidad de la Prefectura Naval(3-1-1972). El sacerdote Carbone, muy amigo de Carlos Mugica, había sido visto en su hogar y en el cine con otros religiosos ese día y a esas horas. Fue sobreseído por la justicia tanto civil como militar pero, sin embargo, recién liberado cinco mese más tarde; a raíz del acontecimiento el padre Carlos presentó un recurso de Habeas Corpus. Poco después, con motivo del regreso del General Perón a la Argentina, Mugica y Vernazza viajaron en el avión charter que partió desde Buenos Aires, integrando una comitiva que acompañaría el regreso del ex-primer mandatario, ya anciano líder del Movimiento Justicialista, en el mes de noviembre de 1972. Ambas actitudes del "cura villero" molestaron extremadamente al Arzobispo Aramburu y ampliaron aún más la brecha que los distanciaba.

Por publicaciones del sacerdote De la Serna y conversaciones mantenidas tanto con el p. Farinello como con Monseñor Musto, Carlos Mugica poseía una especial y admirable capacidad de trabajo que lo mantenía en movimiento, algo así como veinticinco de las veinticuatro horas de cada día. Celebraba misa los sábados en la iglesia de San Francisco Solano, en Mataderos, donde era párroco el p. Vernazza y en la que más adelante hiba a ser asesinado; daba cursos prematrimoniales una vez al mes, e impartía clases de Teología en la Universidad del Salvador. Ya con el gobierno del General Perón, Mugica aceptó ser asesor –no remunerado- del Ministerio de Bienestar Social, aunque poco tiempo después promovió una desvinculación pública del cargo, debido a enormes discrepancias con el titular de esa cartera, José López Rega. Para el p.Carlos "...no había comunicación entre el ministerio y los villeros." Es importante acotar que esta discrepancia abiertamente manifiesta con "El Brujo"López Rega (personaje turbio del gobierno de ese momento) fue vista por gran parte de los allegados a Mugica como motivo de su asesinato, ya que el mismo sacerdote habría expresado ante un grupo de habitantes de la villa de Retiro:"López Rega me va a mandar a matar"5 

Paralelamente, se pronunciaba cada día más, el distanciamiento de Mugica con el grupo Montoneros, situación que el sacerdote hacía pública permanentemente y, reiteró en oportunidad de la misa que se celebró en conmemoración de la muerte de dos de sus integrantes, Aval Medina y Ramus, el 7 de diciembre de 1973, allí el sacerdote expresó:"Como dice la biblia, hay que dejar las armas para empuñar los arados".5 No casualmente, también durante 1973 apareció una publicación a la que le adjudicaron su autoría, el libro "Peronismo y Cristianismo" en el que se hallaban compilados en forma desordenada una serie de trabajos del p. Carlos referidos a las relaciones entre el cristianismo y el socialismo, los católicos y la política y los valores cristianos del peronismo. Mugica siempre afirmó no tener nada que ver con la publicación pero sí reconoció la autoría de los artículos. Justamente, su hermana Marta me contó, personalmente, el enojo que él mismo manifestaba por la aparición de esa obra y su apócrifa adjudicación. 

Así y todo, con la doble amenaza que pendía de su "cabeza" el p.Carlos no tenía una especial preocupación, él solía decir a sus allegados que no tenía miedo de morir, sin embargo lo que sí le preocupaba sobremanera( según declaraciones tanto de Marta Mugica como de Msñor.Musto)y le provocaba especial temor era la latente posibilidad de que el Arzobispo lo echara de la iglesia. 

Ya en 1974 Mugica terminó de escribir el texto de la "Misa para el Tercer Mundo", lamentablemente, su disco grabado y editado por el sello RCA, con la colaboración del "Grupo Vocal Argentino" que musicalizó la obra con ritmos autóctonos, africanos y asiáticos, fue destruído por orden del Ministerio del Interior del Gobierno del Gral.Perón. También se multiplicaron las amenazas de muerte, la revista "Militancia", perteneciente al peronismo de izquierda y dirigida por Ortega Peña y Duhalde, ubicó al sacerdote, dentro de la publicación en la sección denominada "La cárcel del pueblo", un apartado editorial en el cual-semanalmente- ellos "encarcelaban" a quienes consideraban personajes representativos del "antipueblo". Por otro lado, el órganos de prensa de la derecha peronista, dirigido por López Rega, "El Caudillo" le cuestionaba desde su ministerio sacerdotal hasta su servicio a los pobres preguntándose si estaba al servicio de los ellos o tenía a los pobre a su servicio, finalmente llegó a acusarlo de "bolche". 

Carlos Mugica, promediando el mes de abril del mismo año decide dirigirse a Los Toldos nuevamente a un servicio de retiro espiritual. "Allí Carlos le manifestó su miedo de ser echado de la iglesia a lo que el abad dijo:Yo no sé si Aramburu puede ponerte frente a la situación de irte de la Iglesia, pero de lo único que podés estar seguro es que pase lo que pase, Dios te va a ser fiel."5 

En medio de tantos acontecimientos llegó el día sábado 11 de mayo de 1974 y, siendo las ocho y cuarto de la noche, en momentos en que el padre Carlos Mugica se disponía a subir en su auto Renault 4-L color azul, matrícula C-542119 que se hallaba estacionado junto a la iglesia de San Francisco Solano, de la calle Zelada Nro 4771, del barrio de Mataderos, donde había celebrado misa, tal como venía haciéndolo cada semana, fue tiroteado por un individuo con bigotes achinados, que se bajó de un auto que se encontraba estacionado muy cerca del lugar. Este personaje(dicho por la prensa y reconocido personalmente por su hermana menor, Marta) sería Rodolfo Eduardo Almirón, jefe de la "nefasta"Triple A", luego jefe de custoria de Manuel Fraga Iribarne, en España-país en el que actualmente reside. Cinco disparos de ametralladora "Ingram M-10" le afectaron el abdomen y un pulmón, cuentan que el tiro de gracia lo recibió en la espalda. El p.Vernazza, párroco y tan amigo y compañero de vivencias, salió de la iglesia al oír los disparos y corrió a larle la unción. Presurosamente fue trasladado en un viejo Citroen perteneciente a este sacerdote al Hospital Salaberry donde, ya moribundo, alcanzó a exclamar a una enfermera"Ahora más que nunca tenemos que estar junto al pueblo". A las nueve de la noche, el doctor Avelino Vicente Dolico, certificó que las causas del fallecimiento habían sido heridas de bala de tórax y abdomen y hemorragia interna. 

En el espectacular y multitudinario entierro, los villeros que tanto lo querían llevaron a hombros desde la Villa de Retiro hasta el cementerio de La Recoleta, el féretro del "cura rubio". Casi toda la prensa habló ese día del "Santo Villero" y, a partir de la noticia de su muerte, muchos recordaron que la revista El Caudillo había publicado en diciembre de 1973, una "Carta abierta a Mugica" en la que se advertía de estar equivocado y andar por la "vereda equivocada", y sumado a ésto, era de público conocimiento, en la época, que la escolta de José López Rega hacía ostentación de sus ametralladoras "Ingram". También es interesante observar una afirmación que habría realizado el Arzobispo Aramburu al p.Hector Botán:"Ahora no me van a decir que Mugica no era montonero!". 

Tanto los Montoneros como la Triple A se desvincularon públicamente de la muerte de Mugica. El p.Carbone contó más tarde que fue llevado clandestinamente a un encuentro con Firmenich, jefe de la Agrupación Montoneros . Posteriormente,Marta Mugica le manifestó al públicamente al jefe guerrillero: " Si usted fuera discípulo de Carlos estaría muerto como él" . Más tarde, la revista "El Caudillo" comenzó a exaltar la figura del p. Carlos como modelo y "mártir". 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas

11 de Noviembre de 1951 (1) 12 de octubre de 1947 (1) 16 DE JUNIO DE 1955 (3) 17 de Octubre (1) 1935 - 1945 (1) 5 de Julio de 1946 (1) 60º ANIVERSARIO DEL VOTO FEMENINO (1) ALBERTO JOSÉ ITURBE (1) Alejandra Marino (1) alejandra soler (1) ALEJANDRO OLMOS (1) Alemanía (1) Alianza Libertadora Nacionalista (1) Ana Carmen Macri (1) Ana Macri (3) Anabela Gorza (1) Ángel Vicente Peñaloza (1) Aníbal Segismundo Fernández (1) Aniversario del fallecimiento (1) Antenor Sánchez (1) Argentina (1) atizador de fuegos (1) AVELINO FERNÁNDEZ (1) Bernardo Alberte (1) Biografía de María Eva Duarte de Perón (1) Bolsa de Comercio 1944 (1) Campo Quijano (1) carlos abrahan (1) Carlos Caride (1) Carlos Piñeiro Iñiguez (1) Carolina Barry (1) carta de Perón (1) carta de Perón a Mao (1) Celina Martinez Paiva (1) César Marcos (1) Chaco (1) claves de la memoria (1) Comando Superior Peronista (1) Comando Táctico Nacional (1) COMANDO TACTICO PERONISTA (1) Comisión Auxiliar Femenina de la CGT (1949) (1) compañeras de Eva Perón (1) comunidad organizada (1) Congreso de Filosofía del 49 (1) CONICET (1) Consejo Coordinador y Supervisor del Peronismo (1) Consejo Superior del Partido Peronista (1) CONSTITUCIÓN TABÚ (1) Corrientes (1) Cristianismo y Revolución (1) Decreto Ley 4161 (1) Delegadas Territorianas (1) DELEGADOS TERRITORIANOS (1) Delia Degliuomini de Parodi (2) Derechos de la mujer (3) Día de la Raza de 1947 (1) Día de los Derechos Políticos de la Mujer (1) DIA NACIONAL DE LOS DERECHOS POLÍTICOS DE LA MUJER (1) Diputada Provincial de Catamarca (1) disandro (1) Discurso (1) Discurso de Eva Perón (1) DISCURSO DE MARÍA EVA DUARTE DE PERÓN A LAS MUJERES ESPAÑOLAS. (1) Discurso del Gral Perón (1) Discursos de Evita (1) Documental (1) el Chacho (1) EL EXILIO PERONISTA (1) El Ing. Richard F. Maury (1) El Pacto Perón-Frondizi (1) el sanitarista de los argentinos (1) EL SER NACIONAL (1) Elecciones 11 de noviembre de 1951 (1) elecciones generales del año 1951 (1) ELENA FERNICOLA (2) ELVOTO A FRONDIZI (1) enseñanza religiosa (1946-1955) (1) entrevista año 1968 (1) Envar El Kadri (1) ESTER M. FADULL (1) Esther Mercedes Fadul (1) EVA PERON (4) Eva Perón (3) Eva Peròn (1) EVA PERON ACTRIZ (1) Evita (13) ex diputada Esther Fadul (1) Ezio Lorenzelli (1) FADEA (1) Felipe Vallese (1) ferrocarril (1) flota de mar (1) fórmula Framini- Anglada (1) FRAMINI- ANGLADA (1) Framini-Anglada (1) Frente Cívico de Liberación Nacional (1) FUNDACIÓN EVA PERÒN (1) fusilamientos de León Suarez (1) General Charles De Gaulle (1) general Edelmiro Farrell (1) general Manuel Savio (1) Getino (1) Gladys del Valle Porcel (1) gobierno peronista (1946 - 1955) (1) Gral Juan D Perón (2) Gral. ALONSO BALDRICHn nacionalismo (1) GRAL. PERON.POLÍTICA INTERNACIONAL (1) GREMIALISTA COMBATIVO (1) Hernan Benitez (1) HILDA NELIDA CASTAÑEIRA (1) Historia de la Pumita cordobesa (1) Historia de las motos Puma (1) Historia de una traición (1) Hortensia N. Rodríguez de Porcel (1) Hortensia Natalia Rodríguez de Porcel (1) Huaytiquina (1) HUGO DEL CARRIL (1) IAME (1) Iglesia católica (1) Illia (1) independencia económica (1) ingleses y masones en Salta (1) John William Cooke (1) Jorge Fernando Di Pascuale (1) Jorge Rulli (4) Juan D. Perón (1) Juan D. Perón y el Montañismo (1) Juan Domingo Perón (10) Juan Gabriel Labaké (1) Juan Ignacio San Martín (1) Juan José Hernández Arregui (2) JULIO TROXLER (1) La fuerza es el derecho de las bestias (1) La Fundación Eva Perón. (1) La mujer (1) La Mujer en el Peronismo (1) LA PAMPA (1) La resistencia peronista (2) La revolución justicialista (1971) (1) Las Muchachas (1) las primeras presidencias peronistas (1946-1951) (1) legisladoras (1) Les Ambassadeurs. (1) Línea Dura (1) Lista Amarilla (1) Mar del Plata (1) MARGARITA PALACIOS (1) María Estela Martínez de Perón (1) MARIA GRANATA (2) MENDOZA (1) Mensaje ambiental (1) Mi Mensaje (2) Miguel Ragone (2) moto Puma (1) motocicletas del General Peron (1) mujeres argentinas (1) Myriam Corbacho (1) Nélida de Miguel (2) Nelly Omar (1) Nora Lagos (1) OPERACION MASACRE (1) padre del Rastrojero (2) Padre Mujica (1) Palacio Unzué (1) PANAMÁ. (1) Partido Peronista Femenino (4) partido Peronista Salteño (1) PAULINA ESCARDO de COLOMBO BERRA (1) PERIÓDICOS LÍNEA DURA Y SOBERANÍA (1) Perón (5) Perón a la Rosada (1) peronismo (1) PERONISMO SALTEÑO 1946 -1949 (1) plan conintes (1) política (1) portaaviones "ARA Independencia" (1) Presidencia de Juan D. Perón (1946 - 1952) (1) PRIMER GOBIERNO DE PERON (1) primera delegada de Evita en Tucumán (1) PRIMERAS DIPUTADAS NACIONALES (2) provincia de Salta (2) Proyecto Lofer (1) Ramal C 14 (1) Ramal C-13 (1) ramal C-14 (1) RAMAL C14 (1) Ramón Aguilar (1) Ramón Carrillo (2) Ramón Landajo (1) Raquel Adet (1) Raúl Gómez (2) RESISTENCIA PERONISTA (7) resistencis peronista (1) Revolucion fusiladora (1) Revolución fusiladora (2) Ricardo Alonso (1) Roberto Bardini (1) Salta (2) SALTA: El Consejo Superior del Partido Peronista -1951 (1) Seferina del Carmen Rodriguez (3) Seferina del Carmen Rodriguez de Copa (4) Seferina del Carmen Rodríguez de Copa (1) Setiembre de 1955 (1) sinarquia (1) Sinfonía del Sentimiento (1) sionismo progre (1) Solanas (1) Sra. María Argentina Chacana (1) Taco Ralo (1) tehuelches (1) Tractor Pampa (1) TRIUNFO ELECTORAL DE PERÓN EN 1946 (1) Unidades Básicas Femeninas (1) unsa (1) usina de corralito (1) Verdadero Poder Mundial (1) voto a Frondizi (1) Voto femenino (5)