lunes, 23 de enero de 2012

PARTIDO PERONISTA FEMENINO. La organización total (1945-1955).

DOCUMENTOS SOBRE EVA DUARTE DE PERON

Eva IbargurenEVA IBARGURENEVA DUARTEEVA PERONEVA PERONEVA PERONEVA PERON

PARTIDO PERONISTA FEMENINO. La organización total (1945-1955)

Carolina Barry Presidencia de la Nación. Secretaría de Cultura y Comunicación. Instituo Nacional de Investigaciones Históricas EVA PERÓN. 40 páginas. 10 fotografías del Archivo General de la Nación. Buenos Aires, Argentina, abril de 2001.

Hemos escogido este capítulo del libro de la Lic. Carolina Barry, pues se muestra en él con claridad la importancia del papel femenino dentro del Movimiento Peronista, así como el espíritu que se pedía a las mujeres que iban a trabajar con Eva Perón, un espíritu de gran esfuerzo, de dedicación total a la tarea encomendada, algo que es difícil de conseguir pero que Eva Perón obtuvo de miles de mujeres de la Argentina.



Capítulo V
a) Las delegadas censistasEn la última reunión de la Asamblea Nacional del Movimiento Peronista Femeni­no, se acordó otorgar atribuciones a Eva Perón para que encauzara la organización defi­nitiva del partido.

La primera tarea a realizar fue saber cuántas mujeres peronistas existían en el país. Es decir “cuántas somos y dónde estamos”. Eva se abocó a realizar un censo nacional de mujeres peronistas. Para ello escogió personalmente a 23 responsables de la organi­zación y puesta en marcha del partido. Las buscó jóvenes, sin experiencia política ante­rior, sumamente activas y de reconocida afinidad con el peronismo.

Estas delegadas tuvieron la función específica de levantar el censo de las mujeres peronistas en todas las provincias y territorios nacionales. Como su tarea era primera­mente censar, se las llama censistas. Recorrieron el país entero censando y abriendo unidades básicas exclusivas para las mujeres. Las primeras 23 delegadas censistas nom­bradas personalmente por Eva Perón fueron las siguientes:

1. Capital Federal: Teresa Adelina Fiora
2. Chaco: María de Solveira Casares
3. Neuquén: Clementina Amanda Palumbo
4. Buenos Aires: Catalina Allen
5. Catamarca: Delfina C. De Molina
6. Córdoba: Elsa Irma Chamorro Alamán
7. Corrientes: Celfa Argumedo de Andre
8. Entre Ríos: Juana Larrauri de Abrami
9. Jujuy: María Isabel C. De Parravicini
10. La Rioja: Juana María Arcondo Beraza
11. Mendoza: Teresa Guillermina Gibelli
12. Salta: Hilda Nélida Castañeira
13. San Juan: Trinidad Coronel
14. San Luis: Blanca Elena E. De Rodríguez
15. Santa Fe: Luisa Komel
16. Santiago del Estero: María Evangelina Renard
17. Tucumán: Ana Carmen Macri
18. Chubut: Susana Miguez
19. Formosa: Sara Rodríguez Alderete
20. La Pampa: Matilde Dora Gaeta Iturbe
21. Misiones: Elena Alda Fernícola
22. Río Negro: María Rosaura Isla
23. Santa Cruz: Ana María García Ronzio

Por diferentes motivos algunas debieron dejar la misión. Tal es el caso de la delega­da de Santiago del Estero María Evangelina Renard, quien por cuestiones de salud debió ser reemplazada por Ester Nieves; Delia Parodi ocupó el lugar de Blanca Rodríguez en San Luis; Ana Macri cambia de provincia dejando Tucumán para dirigirse a Santa Fe. Juana Larrauri es la que más tiempo permaneció en un distrito, ya que trabajó en Entre Ríos durante 4 años.

“Las delegadas son verdaderas misioneras de la doctrina peronista en la acción y en la prédica, y las mujeres que colaboren con ellas con desinterés, perseverancia y lealtad serán las futuras dirigentes del movimiento en cada distrito.”(15)

El grupo de delegadas y subdelegadas estaba compuesto en general por maestras, amas de casa, enfermeras y también por una abogada, Elsa Chamorro Alamán y una cantante de tangos, Juanita Larrauri. Algunas eran casadas y otras solteras.

”Todas muy jóvenes. Yo las había conocido como colaboradoras mías infatigables en la ayuda social, como fervientes peronistas de todas las horas, como fanáticas de la causa de Perón. Tenía que exigirles grandes sacrificios: abandonar el hogar, el trabajo, dejar prácticamente una vida para empezar otra distinta, intensa y dura. Para eso necesitaba mujeres así, injatigables, fervientes, fanáticas... esa empresa re­quería mujeres intrépidas dispuestas a trabajar día y noche.”(16)

Estas mujeres, que formaban parte de la dirigencia intermedia, estaban entregadas a una disponibilidad absoluta, ya sean solteras o casadas, cuyos maridos estuvieran dis­puestos a apoyar su actividad y en general sin hijos.

La tarea encomendada requería sacrificios: una férrea disciplina y una dedicación y renunciamiento personal muy importantes. Eva manifiesta en una serie de discursos que las dirigentes saldrán de la masa; serán las más laboriosas y abnegadas y las más disciplinadas las que surgirán; pero en un primer momento la única misión era censar.


Las censistas iban casa por casa con una carpeta llena de papeles con las indicacio­nes dc lo que debían hacer: afiliar o buscar a las peronistas y ver cuales eran las necesi­dades de los vecinos del barrio que pudieran ser cubiertas por la Fundación.

El contacto casa por casa funcionaba como una invitación a las vecinas a afiliarse al partido y a convocarlas a la unidad básica previamente instalada en el barrio. Esta tarea de recorrer las calles, dialogar con personas desconocidas, amén de encontrarse en ciu­dades o pueblos que no eran los propios, y que en alguna circunstancia podían mostrar­se hostiles, constituye una actividad novedosa que obviamente significó trascender el ámbito hogareño para volcarse al público.

Las censistas se encontraron con dos dificultades casi constantes en las mujeres rehacias a participar: el miedo de muchas a lo desconocido y la oposición de los maridos a que sus mujeres actuaran en política.

El ingreso a los cargos jerárquicos del partido se da con mujeres que provenían de una actividad laboral desarrollada en otras áreas del peronismo, especial y privilegiada­mente aquellas que estaban trabajando en la Fundación y que tenían una relación cer­cana con Eva Perón, las que pasaban a ocupar distintos niveles de responsabilidad. Ana Carmen Macri, (17) por ejemplo, quien había sido secretaria de radiología del hos­pital Rivadavia y visitadora médica, se hace cargo del Hogar de Tránsito nº2 (depen­diente de la Fundación) para ser nombrada luego por Evita como delegada censista, primero en Tucumán (donde logra 5000 afiliaciones de octubre a diciembre del año 1949) y más tarde en Santa Fé.

También tenemos el caso de Hilda Castañeira de Baccaro (18) que siendo maestra de la escuela 526 de Saladillo (Santa Fe), conoce a Eva a partir de una serie de pedidos que realiza para sus alumnos, y Eva la envía a Salta como delegada censista.

Carmen Delia Maldonado primero integraba la escuela de enfermeras de la Funda­ción para más tarde ser nombrada subdelegada censista de la Capital Federal.

Otro caso es el de Nila Lloyd, quien era egresada de la escuela de enfermeras y trabajaba como visitadora de higiene y seguridad social. Es nombrada por Eva para ocupar el cargo de subdelegada censista de la Capital Federal en la unidad básica de la calle Chenaur 1940.

Por otra parte había, mujeres que, trabajando en diferentes reparticiones estatales, comienzan a hacerlo dentro del partido, pero continúan percibiendo sus haberes en el mismo lugar de trabajo de donde provenían (19). Se da así una rotación laboral no claramente diferenciada por sus protagonistas entre reparticiones estatales, la fundación y el partido. Los cargos que implican mayor responsabilidad en cuanto a la cobertura geográfica son ocupados por mujeres que tenían un contacto personal con Eva, a la que se les brinda una formación personal integrándolas al plantel de alumnos de la Escuela Superior Peronista (20). Estas transmitían su formación a mujeres con niveles menores de compromiso.


b) La tarea de las censistas. La relación con Eva Perón.


Las primeras delegadas censistas eran, como hemos visto, 23 ya que a cada una le compete una provincia, territorio nacional o la capital federal. Las subdelegadas censistas, dependientes de las primeras, eran miles. Ellas eran nombradas, también directamente por Eva Perón y estaban a cargo de una unidad básica.

En un primer momento la organización interna de las dos ramas del partido es coin­cidente, por lo que se indica a las delegadas que lean minuciosamente el “Manual del Peronista” como guía para el trabajo. Esto cambiará con el correr de los meses adoptan­do el Partido Peronista Femenino una organización y actividad diferentes a las de la rama masculina.

En la primera circular, que data de octubre de 1949, se indica a las delegadas censistas que deben proceder a inaugurar el local (asignado para el cumplimiento de su misión) antes del 30 del mismo mes. Se debía invitar a todos los centros femeninos y también a las autoridades partidarias de la rama masculina de cada circunscripción.

La única que estaba autorizada para hablar en el acto inaugural era la delegada censista, quien previamente había recibido los lineamientos a seguir en su discurso:

”...destacar el valor del Peronismo como doctrina y su sentido de significación nacional destacando que la mujer tiene no solo una misión política que cumplir en el peronismo, sino una misión social de la que puede ser ejemplo vivo la señora Eva Perón y destacar que la lealtad es la virtud, que no debe dejar de tener ningún peronista, como ejemplo vivo puede ser el Coronel Mercante... Señalar que por el momento la única tarea del movimiento es censar; cumplida esta será posible luego iniciar la acción política en forma directa..” (21)

La censista debía organizar de inmediato la actividad de su sede central en forma permanente. “Antes de que se armara el partido la Señora mandaba a que se busquen sedes sin que nadie se entere...”(22)

Las delegadas tenían la obligación de buscar locales pata la instalación de unidades básicas a lo largo de todo el territorio provincial o de capital federal, según fuera el caso.

Cada sede debía contar con un fichero que contenga las afiliaciones, con cinco co­pias. A cada afiliada se le entregaba en forma gratuita un carnet comprobante de la misma. Al mismo tiempo debían informar semanalmente acerca de sus tareas.

Las censistas, corno resultado del censo y el contacto con diferentes mujeres del barrio, debían seleccionar a aquellas que tuvieran condiciones para incorporarse como subdelegadas. Para ello proponían tres nombres para ser presentados personalmente a Eva Perón. Ponían especial cuidado en la elección, debiendo privilegiar las condiciones morales, peronistas, etc. de las mismas.(23) Eva las advierte diciendo que tengan “... cuidado en (no elegir) a las que estaban casadas con algún funcionario... (porque sino)... los man­dos van a tener injerencia en el PPF”.(24)

La censista debía ser en palabras de Eva Perón “Apóstol de la doctrina peronista”, manteniendo una conducta recta en todas las circunstancias. Mostrándose también como ejemplo permanente en todos los instantes de su vida y en todos los aspectos de su actuación pública. Es el mismo movimiento femenino el que se hace presente por ella en todas partes. (25) Tolerancia, persuasión, amor, comprensión, abnegación, sacrificio y renunciamiento son las cualidades que Eva pedía a sus colaboradoras que manifestaran en su accionar.

Es interesante comentar el papel desempañado por la policía en relación con la acti­vidad partidaria femenina. La policía actuaba como agente de control de las delegadas; el comisario de la zona, ya sea ciudad o pueblo, tenía el deber de enviar semanalmente un informe a la presidencia del partido describiendo las acciones de las censistas. Es gracioso ver en una circular el llamado de atención a unas delegadas, que se encontra­ban en “amable tertulia dentro de la unidad básica con el policía de la esquina”, indicándosele que esa costumbre estaba totalmente prohibida en el Partido Peronista Femenino. Ese “policía de la esquina”, es el que en definitiva informaba secretamente del accionar de sus interlocutoras. (26)

La policía actuaba, sobretodo en las provincias rehacias al peronismo, como nexo entre las delegadas y la población femenina. Cuando una censista llegaba a una ciudad o pueblo alejado, lo primero que hacía era ponerse en contacto con el policía, para que la introduzca entre las mujeres del lugar. O bien, la ponía en contacto con su propia esposa, y ella avisaba a las otras mujeres la llegada de la censista, o les indicaban cuales de las mujeres del pueblo eran simpatizantes peronistas.

Desde el punto de vista de la organización burocrática del partido, las delegadas enviaban a la presidencia informes semanales, copia de los discursos pronunciados por ellas y recortes de las publicaciones que eventualmente hubieran efectuado a la prensa, etc.

Mensualmente remitían una planilla conteniendo los cómputos de inscripción de afiliadas, las cuales se dividían en las siguientes categorías:

Inscriptas por presentación propia
Inscriptas por acción personal de la censista
Adherentes extranjeras
Totales

Todas las planillas con los datos antes mencionados debían ser dirigidos por corres­pondencia únicamente a nombre de la Sra. Eva Perón y al domicilio de la Sede del Movimiento Peronista Femenino en la Capital Federal, Calle Corrientes 938 (T.E.: 35-Libertad-9560).

En julio de 1951 se integró la Comisión Nacional del Partido Peronista Femenino. La presidía Eva Perón y estaba compuesta por: María Rosa Calviño de Gómez en la secretaría de organización, Dora Gaeta Iturbe en la secretaría de prensa, Juana Larraun como tesorera y Agueda de Barro, Amparo López de Ochoa y Delia Parodi, vocales.

La política partidaria se intensificó en el año 1951 a raíz de la campaña electoral, que tendría por primera vez a las mujeres como votantes. Con el propósito de la acción proselitista y afiliatoria, la presidencia del partido proveía de todo tipo de material que pueda hacer falta en la unidad básica: fichas, afiches, carteles, panfletos, pintura, fotos y fotógrafos, papel, papel membreteado, banderas, escudos, carnets, etc. (28) Debido a ciertas irregularidades cometidas por alguna subdelegada, se instruyó la prohibición de solicitar donaciones en dinero al comercio o a la industria. Las Unidades básicas no recibían dinero, en caso de ser necesario, las delegadas o subdelegadas debían cubrir los gastos con sus propios ingresos.

Las tareas a desempeñar por la subdelegada eran múltiples: primero y principal, no tenían horario de trabajo prefijado, en un principio se desarrollaba de 8 a 20 hs, pero cerca de las elecciones, trabajaban todos los días inclusive los domingos, de 8 a 24 hs.(29)

La subdelegada también se ocupaba de preparar los actos partidarios, como por ejemplo los dcl 17 de octubre. A tal fin organizaban una serie de “recitaciones, teatralizaciones, monólogos, canciones referidas a la fecha celebrada y que transmitan a los asistentes la emoción que a todos los embarga... debiendo entonarse el Himno Nacional, la marcha peronista y Evita Capitana.” (30) La Unidad Básica era arreglada en la semana del 15 al 21 con motivos alegóricos, debiendo enviarse a la presidencia del partido los programas dc festejos para su aprobación.

Las subdelegadas se ocupaban también de la divulgación y aplicación del plan eco­nómico 1952, organizando reuniones semanales de afiliadas.(31) Las subdelegadas, las se­cretarias y prosecretarías “debían ser las primeras en dar el ejemplo.”

Ellas realizaban las charlas de adoctrinamiento y dictaban clases de capacitación para las futuras electoras. Se ocupaban, como veremos en el capítulo dedicado a Unida­des básicas, dc montar toda la serie de actividades que se realizaban en las mismas, sin descuidar la asistencia brindada a través de la básica como conexión con la Fundación.

Eva mantenía con sus mujeres una relación prácticamente maternal, con una aten­ción muy especial hacia cada una de ellas. Ana Macri cuenta con lágrimas en los ojos: ”nos cuidaba como una madre a su hija de 15 años”. La misma Eva lo destaca diciendo “quiero ser para las mujeres peronistas como una madre, como una hermana que trata de com­prenderlas, de ayudarlas y de hacer que se entiendan y ayuden entre ustedes mismas.”(32)

Las dirigentes intermedias respondían a este privilegio con una dedicación total, basada en una estricta disciplina, que abarcaba tanto la vida personal como la política. Contaban con una disponibilidad absoluta y tal como se los pedía Eva “tienen que traba­jar y sacrificarse porque nada se consigue sino por el camino del sacrificio, de la comprensión y del amor... Sacrifiquémonos; no pensemos en horarios ni en nada. Estamos luchando por el ser o no ser de la patria...”(33) La palabra sacrificio es una de las más invocada por Evita cuando se dirige a las dirigentes intermedias.


NOTAS

15. Mensaje de la Sra. Eva Perón al designar a las delegadas censistas. Noticias Gráficas. Sábado 22 dc octubre dc 1949, pag. 5.
16. Eva Perón, La Razón de mi Vida, pág. 291.
17. Ana Macri diputada Nacional por capital federal entre los años 1952-1955
18. Hilda Castañeira de Baccaro fue senadora nacional 1952-1955
19. Claro signo de la indiferenciación entre una instancia estatal o partidaria es por ejemplo que en casos de que el personal de la unidad básica se ausente por enfermedad u otras razones, se debía dar aviso telefónico a la sede central del partido, como así también la fecha en que se reintegra, debiendo presentar el respectivo certificado médico. (circular 14 de junio de 1950)
20. En el año 1951 se crea la Escuela Superior Peronista, donde Perón dictaba clases de Conducción Política y Eva Perón de Historia del Peronismo. Esta escuela tenía como objetivo la formación de dirigentes intermedios, tanto hombres como mujeres.
21. Circular del movimiento peronista femenino. Firmado por presidencia del partido. Octubre de 1949, pág. 1.
22. Entrevista con Hilda Castañeira, 1º de septiembre de 1998.
23. Circular nº 3, punto 7, febrero de 1950.
24. Entrevista Hilda Castañeira.
25. Circular nº 3, febrero dc 1950.
26. Charlando una vez con una subdelegada de la provincia de Buenos Aires, nos contó que ella había terminado casándose con el “policía de la esquina”.
28. El Sr. Oscar Vega, que se desempeñaba como jefe de división de distribución, de la Dirección general de Difusión, dependiente de la presidencia, era quien distribuía el material de difusión partidaria.
29. Con el inefable tono narrativo de Teresa Flora, primer delegada censista por capital federal, les recordaba a las subdelegadas, que las unidades básicas no eran oficinas administrativas, por lo que no se podía limitar el horario de atención en las mismas. (31 de agosto de 1950)
30. Circular del 20 de septiembre dc 1950.
31. En estas reuniones se leía el Plan Económico, luego las directivas de la presidenta del partido; para finali­zar disertando y explicando la obra de gobierno y los beneficios alcanzados por la gestión del Gral. Perón.
32. Discurso pronunciado por Eva Perón el 4 de mayo dc 1950 en el almuerzo organizado por el Partido Peronista Femenino de la Capital Federal.
33. Idem.

Esta página se ha podido realizar gracias a la Lic. Carolina Barry, Miembro de Número - Investigadora del I.N.I.H.E.P quien muy cortesmente me ha enviado su libro y tres más que podrás ver en páginas sucesivas.
Consulta más abajo en Bibliografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas

11 de Noviembre de 1951 (1) 12 de octubre de 1947 (1) 16 DE JUNIO DE 1955 (3) 17 de Octubre (1) 1935 - 1945 (1) 5 de Julio de 1946 (1) 60º ANIVERSARIO DEL VOTO FEMENINO (1) ALBERTO JOSÉ ITURBE (1) Alejandra Marino (1) alejandra soler (1) ALEJANDRO OLMOS (1) Alemanía (1) Alianza Libertadora Nacionalista (1) Ana Carmen Macri (1) Ana Macri (3) Anabela Gorza (1) Ángel Vicente Peñaloza (1) Aníbal Segismundo Fernández (1) Aniversario del fallecimiento (1) Antenor Sánchez (1) Argentina (1) atizador de fuegos (1) AVELINO FERNÁNDEZ (1) Bernardo Alberte (1) Biografía de María Eva Duarte de Perón (1) Bolsa de Comercio 1944 (1) Campo Quijano (1) carlos abrahan (1) Carlos Caride (1) Carlos Piñeiro Iñiguez (1) Carolina Barry (1) carta de Perón (1) carta de Perón a Mao (1) Celina Martinez Paiva (1) César Marcos (1) Chaco (1) claves de la memoria (1) Comando Superior Peronista (1) Comando Táctico Nacional (1) COMANDO TACTICO PERONISTA (1) Comisión Auxiliar Femenina de la CGT (1949) (1) compañeras de Eva Perón (1) comunidad organizada (1) Congreso de Filosofía del 49 (1) CONICET (1) Consejo Coordinador y Supervisor del Peronismo (1) Consejo Superior del Partido Peronista (1) CONSTITUCIÓN TABÚ (1) Corrientes (1) Cristianismo y Revolución (1) Decreto Ley 4161 (1) Delegadas Territorianas (1) DELEGADOS TERRITORIANOS (1) Delia Degliuomini de Parodi (2) Derechos de la mujer (3) Día de la Raza de 1947 (1) Día de los Derechos Políticos de la Mujer (1) DIA NACIONAL DE LOS DERECHOS POLÍTICOS DE LA MUJER (1) Diputada Provincial de Catamarca (1) disandro (1) Discurso (1) Discurso de Eva Perón (1) DISCURSO DE MARÍA EVA DUARTE DE PERÓN A LAS MUJERES ESPAÑOLAS. (1) Discurso del Gral Perón (1) Discursos de Evita (1) Documental (1) el Chacho (1) EL EXILIO PERONISTA (1) El Ing. Richard F. Maury (1) El Pacto Perón-Frondizi (1) el sanitarista de los argentinos (1) EL SER NACIONAL (1) Elecciones 11 de noviembre de 1951 (1) elecciones generales del año 1951 (1) ELENA FERNICOLA (2) ELVOTO A FRONDIZI (1) enseñanza religiosa (1946-1955) (1) entrevista año 1968 (1) Envar El Kadri (1) ESTER M. FADULL (1) Esther Mercedes Fadul (1) EVA PERON (4) Eva Perón (3) Eva Peròn (1) EVA PERON ACTRIZ (1) Evita (13) ex diputada Esther Fadul (1) Ezio Lorenzelli (1) FADEA (1) Felipe Vallese (1) ferrocarril (1) flota de mar (1) fórmula Framini- Anglada (1) FRAMINI- ANGLADA (1) Framini-Anglada (1) Frente Cívico de Liberación Nacional (1) FUNDACIÓN EVA PERÒN (1) fusilamientos de León Suarez (1) General Charles De Gaulle (1) general Edelmiro Farrell (1) general Manuel Savio (1) Getino (1) Gladys del Valle Porcel (1) gobierno peronista (1946 - 1955) (1) Gral Juan D Perón (2) Gral. ALONSO BALDRICHn nacionalismo (1) GRAL. PERON.POLÍTICA INTERNACIONAL (1) GREMIALISTA COMBATIVO (1) Hernan Benitez (1) HILDA NELIDA CASTAÑEIRA (1) Historia de la Pumita cordobesa (1) Historia de las motos Puma (1) Historia de una traición (1) Hortensia N. Rodríguez de Porcel (1) Hortensia Natalia Rodríguez de Porcel (1) Huaytiquina (1) HUGO DEL CARRIL (1) IAME (1) Iglesia católica (1) Illia (1) independencia económica (1) ingleses y masones en Salta (1) John William Cooke (1) Jorge Fernando Di Pascuale (1) Jorge Rulli (4) Juan D. Perón (1) Juan D. Perón y el Montañismo (1) Juan Domingo Perón (10) Juan Gabriel Labaké (1) Juan Ignacio San Martín (1) Juan José Hernández Arregui (2) JULIO TROXLER (1) La fuerza es el derecho de las bestias (1) La Fundación Eva Perón. (1) La mujer (1) La Mujer en el Peronismo (1) LA PAMPA (1) La resistencia peronista (2) La revolución justicialista (1971) (1) Las Muchachas (1) las primeras presidencias peronistas (1946-1951) (1) legisladoras (1) Les Ambassadeurs. (1) Línea Dura (1) Lista Amarilla (1) Mar del Plata (1) MARGARITA PALACIOS (1) María Estela Martínez de Perón (1) MARIA GRANATA (2) MENDOZA (1) Mensaje ambiental (1) Mi Mensaje (2) Miguel Ragone (2) moto Puma (1) motocicletas del General Peron (1) mujeres argentinas (1) Myriam Corbacho (1) Nélida de Miguel (2) Nelly Omar (1) Nora Lagos (1) OPERACION MASACRE (1) padre del Rastrojero (2) Padre Mujica (1) Palacio Unzué (1) PANAMÁ. (1) Partido Peronista Femenino (4) partido Peronista Salteño (1) PAULINA ESCARDO de COLOMBO BERRA (1) PERIÓDICOS LÍNEA DURA Y SOBERANÍA (1) Perón (5) Perón a la Rosada (1) peronismo (1) PERONISMO SALTEÑO 1946 -1949 (1) plan conintes (1) política (1) portaaviones "ARA Independencia" (1) Presidencia de Juan D. Perón (1946 - 1952) (1) PRIMER GOBIERNO DE PERON (1) primera delegada de Evita en Tucumán (1) PRIMERAS DIPUTADAS NACIONALES (2) provincia de Salta (2) Proyecto Lofer (1) Ramal C 14 (1) Ramal C-13 (1) ramal C-14 (1) RAMAL C14 (1) Ramón Aguilar (1) Ramón Carrillo (2) Ramón Landajo (1) Raquel Adet (1) Raúl Gómez (2) RESISTENCIA PERONISTA (7) resistencis peronista (1) Revolucion fusiladora (1) Revolución fusiladora (2) Ricardo Alonso (1) Roberto Bardini (1) Salta (2) SALTA: El Consejo Superior del Partido Peronista -1951 (1) Seferina del Carmen Rodriguez (3) Seferina del Carmen Rodriguez de Copa (4) Seferina del Carmen Rodríguez de Copa (1) Setiembre de 1955 (1) sinarquia (1) Sinfonía del Sentimiento (1) sionismo progre (1) Solanas (1) Sra. María Argentina Chacana (1) Taco Ralo (1) tehuelches (1) Tractor Pampa (1) TRIUNFO ELECTORAL DE PERÓN EN 1946 (1) Unidades Básicas Femeninas (1) unsa (1) usina de corralito (1) Verdadero Poder Mundial (1) voto a Frondizi (1) Voto femenino (5)